Cómo Sacarle Máximo Provecho a tu Mañana

La mañana es el momento del día en donde tu cuerpo y tu mente están más descansados. Es por eso que puedes sacarle mayor provecho ya que durante la mañana hay mayor garantía de eficiencia, concentración y energía mental para realizar mejor tus actividades. En éste artículo te damos algunos consejos para poder sacarle el máximo provecho a tus mañanas.

 

Duerme de 7 a 8 Horas por las Noches

Está comprobado que las personas que duermen poco, es decir 6 horas o menos, tienden a tener una esperanza de vida menor a la de las personas que duermen entre 7 a 8 horas. El sueño es la manera más importante de cómo reponemos nuestro cerebro y nuestro cuerpo en general para las actividades del día siguiente.

Si eres de las personas que duermen poco por temas de trabajo u otros, recuerda que antes del trabajo está tu salud, y que quizás ahora no veas las consecuencias pero tarde o temprano llegarán.

La glándula pituitaria está relacionada directamente con la falta de sueño ya que si dormimos poco ésta se verá afectada y en consecuencia también nuestro estado de alerta, concentración, entre otras cosas.

 

Haz Estiramientos al Levantarte

Hacer estiramientos cada mañana es fundamental para iniciar con buen pie el día, tus músculos se van a relajar y tu cerebro ganará oxígeno. Si lo haces en el parque cercano a tu casa o en algún lugar despejado será mucho mejor.

Estirarte diariamente por sólo 15 minutos beneficiará muchísimo tu cuerpo, la clave es ser constante, al inicio puede ser difícil, pero luego se te creará el hábito!

 

 

Levántate Temprano

Haz un esfuerzo y levántate temprano. Nosotros recomendamos que lo hagas incluso en días de vacaciones o festivos. No se trata de verlo como un sacrificio sino como un beneficio, el de poder ampliar tus horas del día y aprovecharlas al máximo.

La clave es acostarse temprano. Si te duermes temprano no tendrás problemas para levantarte también temprano. Hay personas que piensan que dormir 10 horas envés de 8 significa un mayor descanso para tu cuerpo, lastimosamente no es así. La cantidad de horas óptima de sueño para cualquier persona es entre 7 a 8 horas, no más ni menos.

Te sorprenderás la diferencia de tiempo y la cantidad de cosas que puedes hacer durante toda una mañana en la que te levantas a las 7 de la mañana a comparación de si te levantas a las 9 y media o 10 de la mañana.

 

Cambia el Café Mañanero

Cambia el café del desayuno por un vaso de agua o jugo de frutas. Te recomendamos esto debido a que el café se caracteriza por no ser hidratante a diferencia de muchas otras bebidas.

Si eres amante del café, la mejor hora para tomarlo es por la tarde, pero en la mañana las personas suelen estar un poco deshidratadas y el café no aportará en nada para mejor ese aspecto.

Tampoco será de gran utilidad para despertarte ya que la mañana es el momento en donde la mente está más despierta.

 

Sal a Caminar o Trotar

Si además de los estiramientos le agregas salir a caminar un poco o a trotar, el beneficio para tu cuerpo será mucho más.

Las caminatas o trotes te ayudarán a eliminar las toxinas, ejercitar tus músculos y también tu corazón. Luego de un buen baño te sentirás muchísimo mejor y con la energía suficiente para empezar tus actividades del día.

 

Toma un Buen Desayuno

El desayuno es la comida más importante del día. Un buen desayuno es clave para poder aprovechar al máximo tu día.

Al decir un buen desayuno, no nos referimos a una cantidad enorme de alimentos, sino a la calidad de los mismos. Te recomendamos incluir fruta y avena en tu desayuno, y si vas a comer pan, no te excedas. Los lácteos y la quinua también son recomendables.

 

Empieza con tus Pendientes más Complejos

Al iniciar la mañana, y si has seguido los consejos de los puntos anteriores, te encontrarás en tu estado óptimo en cuanto a reflejos, estado de alerta, capacidad para resolver problemas y concentración.

Conforme va pasando el día, la mente se va cansando, y con ella su capacidad de atender tareas de manera eficiente. Sabiendo esto, te aconsejamos que aproveches al máximo la mañana para realizar tus pendientes o trabajos más complicados o que requieran de una mayor concentración.

Claro está que debes considerar tus prioridades, pero éste punto es para que tomes muy en cuenta que no será lo mismo intentar resolver una tarea compleja a las 8 o 9 de la mañana a comparación de intentar hacerla a las 11 de la noche.

 

¿Ya Conocías éstos Consejos? ¿Que te parecen? Espero puedas llevarlos en tu vida diaria ya que te aseguro te beneficiarán mucho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *