Recuerda Quien Eres: El AMOR en su Máxima Expresión

¿Por qué no te la crees? ¿Por qué no crees que eres un ser Precioso, Magnífico, Radiante y Estupendo? ¿Qué Pasó? ¿Cuándo lo Olvidaste? ¿Acaso no recuerdas que eres un ser humano Maravilloso, Hermoso, Único e Irrepetible?

¿Acaso no recuerdas que tu llegada a este planeta fue la consumación de un Milagro y que en este preciso momento el funcionamiento de cada célula de tu cuerpo es la manifestación de otro Milagro?

Uno que te permite estar con vida aquí y ahora, sí “Aquí” y “Ahora”, porque este momento es lo único que existe, y si hubo algo en el pasado que distorsionó la verdad de lo que eres, ha llegado el momento de quitar la niebla que todos estos años ha empañado tus lentes, porque no ha permitido que te veas con claridad.

Es el momento ideal de reconocernos como lo que somos, una Expresión Maravillosa de la Creación, Almas Bellas, Puras y Potentes llenas de Gracia Divina por donde se nos mire. Nada, nada de lo que haya pasado ha hecho que pierdas tu Divina Esencia, por el contrario, todo siempre está buscando que lo recuerdes.

 

Entiendo que puedes pensar que para mí es muy fácil decirlo y que escribo cosas solo por escribirlas.

Quiero que sepas que no soy un robot, yo también vivo una experiencia humana y con todo lo que esta trae consigo, emociones de todo tipo (amor, ira, envidia, calma, vanidad, orgullo, miedo, desesperación, ansiedad, etc.), vivencias alegres, vivencias tristes.

También me he chocado contra la pared, me caí y me levanté, he hecho cosas de las que no me siento necesariamente orgullosa, y te cuento que a mí también me da la gripe, me duele la cabeza, el estómago, etc.

 

¿Lo ves? soy un ser humano también, y al igual que tú no siempre estoy de buen humor, también riño, y he estudiado una carrera profesional, he perseguido metas personales y profesionales, cada mañana me levanto para ir a trabajar, subo a un bus y luego tomo el Metro, sí, también voy como sardina en el Metro, entonces ya quedó claro que soy un ser humano como tú, ¿Verdad?

Sí, soy un ser humano, uno curioso que se preguntó “¿esto es todo?, en serio ¿esto es todo?”

Fue así que una vocecita interior me movió a explorar, y vaya viaje que comencé hace dos años y siete meses, ha sido todo un desafío, pero una e infinitas veces más lo volvería a elegir, porque a partir de ahí todo ha sido Asombroso y Revelador.

El viaje aún continúa y en el kilómetro en el que voy una señal del camino me ha indicado que guíe a otras personas buscadoras, y aquí estoy, dispuesta a aportar.

 

Este es nuestro primer encuentro y con completa honestidad te aviso que yo te diré las cosas como las vivo y las siento, sobretodo como las “siento”, porque al inicio entendía muchas cosas con mi intelecto y aunque eso era bueno, no lograba cerrar círculos al cien por ciento.

Era como cuando sabes armar un rompecabezas y estás dispuesto a concluirlo pero desconoces que te falta una pieza.

Entonces lo armas con todas las piezas que tienes pero al final no se te revela la imagen completa que tiene el rompecabezas porque no está la pieza faltante, entonces comienzas a buscarla por muchos lugares, la buscas y buscas, hasta que un día la ves y Saltas de Alegría porque ya sabes que con ella podrás ver la imagen completa.

 

Eso me pasó a mí, seguí, seguí, fui persistente y de pronto un día de esos comencé a entender de otra forma, de una manera “Bonita”, “Alegre” y “Cómoda”, yo comencé a entender con el “Sentimiento”, y desde ahí todo fue mucho mejor aún.

Y la mente piensa ¿Qué se puede entender con el sentimiento? Te aseguro que mucho más que con la mente racional, que además está repleta de juicios.

El Sentimiento te hace comprender de forma paciente desde dónde haces las cosas, por qué las haces, y te muestra formas preciosas de tratarte, entonces ves al prójimo y también entiendes el por qué hace las cosas y desde dónde las hace, es decir, entiendes que somos tan iguales.

 

Desde el sentimiento “Aceptas” sin forzarte y sin reproches, comienzas aceptándote, y como efecto multiplicador comienzas a aceptar circunstancias, personas, eventos. Desde la cosa más sencilla, hasta el hecho más desafiante y desconcertante “Aceptas”, “Bendices” y “Agradeces” porque te das cuenta que todo lo que ocurre a tu alrededor solo busca ayudarte.

Entonces ves desde otra perspectiva el mundo, te das cuenta que todo lo que está ahí de alguna forma lo creaste tú y si fuiste capaz de crearlo, claro que también puedes cambiarlo o crear más cosas, tú eres el único dueño de tu historia, tú decides, tú eliges.

 

Sabes, muchos humanos hemos estado caminando con miedo por el mundo, pero Ahora podemos ir por la vida con otro Sentimiento, uno que nos da Plenitud, Alegría y Confianza, y siéndote franca, el único que yo he conocido con todos esos ingredientes es el Amor.

Sí, el Cálido y Bello Amor, soy su Fan número uno, digamos que estoy Enamorada del Amor.

 

Ya es momento de caminar con la Consciencia que solo el “Amor” nos puede dar. Como te dije líneas arriba, entender las cosas desde mi intelecto no fue suficiente, pero bastó que el “AMOR” en su plena expresión se revelara ante mí para ver y sentir de otra manera las cosas.

Caminar con Consciencia por el mundo ya no es un reto si estás inundado de Amor, todo es más digerible con él. Vamos a construir nuestra Vida sobre sus rocas, y si vienen huracanes, aluviones y tormentas nos mantendremos en pie, firmes, mirando el horizonte, dispuestos a seguir.

 

Y claro que seguiremos, siente su Magia, vamos a Crearnos y Recrearnos.

Vamos a Volver a Nacer, vamos a volver a nuestro Origen, “El AMOR es lo que SOY”, “El AMOR es lo que ERES”, la identificación con algo menos que eso terminó.

Recuérdalo de nuevo “El AMOR es lo que ERES”, Créelo, porque esa es tu única VERDAD.

 

Autora del Artículo: Aurora Hualpa Alarcón

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *