Déjalo Ir

¿Qué estás haciendo? ¿A dónde quieres llegar? ¿Qué estas esperando? La vida es corta y debes actuar.


Hagamos un ejercicio: Recuerda que estabas haciendo hace 10 años. En que trabajabas, tu situación familiar, si estabas con alguien, que amistades tenías, la edad de tus hijos. Y ahora compáralo con tu presente.

Parece que lo que recordaste ocurrió ayer cierto? Bueno, así se pasa la vida, en un abrir y cerrar de ojos las cosas cambian.

La vida se va como agua, así que en este momento te invito a que reflexiones sobre lo siguiente:


¿Cómo te que gustaría recordarte en unos años más?

Probablemente sea siendo exitoso, sonriente, amado, feliz, alcanzando alguna meta.
Bueno, pues hoy tienes la oportunidad de acercarte a tu objetivo. Deja de aferrarte a lo que no te está dando bienestar, a eso que te ha enfermado, deja esos pensamientos que te frenan. Confía en ti y cree en ti.

La vida es así, sencilla, pero a veces nos gusta complicarnos las cosas con ideas, hábitos y limites que sólo están en nuestra mente.

Pensamos que sin haberlo intentado, sin haber dado aunque sea un paso pequeño, ya estamos pensando en que no vamos a poder, en que nos faltan muchas cosas por hacer para poder si quiera intentarlo. Piensa en que todo lo que vale la pena requiere de esfuerzo, disciplina y ganas de querer lograrlo.

 

Hoy realizas infinidad de cosas que en un inicio creías difícil, ¡te pondré un ejemplo muy sencillo… correr!

¿Ya no te acuerdas lo que te costó aprenderlo? Reflexiona un poco.

Primero gateaste, después tus piernas se fueron fortaleciendo, luego comenzaste a ponerte de pie, diste pequeños pasos y recorriste distancias pequeñitas. Luego te caíste, aprendiste a caminar, lo dominaste y ¡comenzaste a correr!

Este es sólo uno de los procesos que la mayoría hacemos y este pequeño ejemplo nos dice mucho sobre la vida y nuestras situaciones. Nos aterra pensar en cambios, en salir de nuestra zona de confort. Pero cuando lo hacemos, es cuando suceden las grandes cosas.

Cuando aprendemos y nos permitimos recibir lo que la vida tiene para nosotros como lecciones, experiencias, sabiduría ¿Qué no es eso lo que le da sentido a nuestra estancia en el planeta? En eso se resume nuestra existencia.

En esos pequeñitos detalles que día a día llegan a nuestra vida a través de nuestros sentidos.

Eres responsable de tus acciones, de tus hábitos, de tu camino, de tu destino. Así que, DEJALO IR, simplemente suéltalo, ya no lo sujetes más. Date cuenta que sigue en tu vida porque tú lo estas tomando con fuerza.

¡Suéltalo! Deja que fluya y que siga su ciclo, acepta que no te está haciendo bien. Es más el dolor y la frustración que lo bueno que tiene. Ya no dejes que saque de ti más lágrimas en tu almohada.

Sé que te duele, he pasado por eso, se lo que sientes y por eso mismo te digo que le permitas pasar, que siga su curso.
Cuando la noche se encuentra más y más oscura, es cuando se puede disfrutar de la luz de las estrellas y pueden brillar como en ningún otro momento.


Hoy la estrella eres tú y brillas como ninguna otra por ser único y especial. Déjalo ir, poco a poco, deja espacio para nuevas sensaciones en tu vida, abre tu corazón, regálate esa oportunidad que tanto deseas pero que no te la estas permitiendo.


Quizá te pueda interesar también: Cómete tus Sueños


Cuando quieres o amas a alguien de verdad y se aleja de ti y de tu vida, déjalo ir con amor. Cuando algo no funciona, déjalo ir. Cuando algo te hace daño y te perjudica en el camino hacia tus objetivos y sueños, déjalo ir y todo se solucionará.

Sólo déjalo ir, retoma el curso de tu vida. Toma eso que te está dejando, aunque creas que son pequeños pedazos de ti, de tu amor, déjalo ir, déjalo ir y que se lo lleve el viento, ya llegó a su objetivo. Ya cumplió con todo lo que llegó a hacer a tu vida; lo que fue en un principio ya no será, es claro.

 


Duele, pero duele más seguir así, sin hacer nada

Abre la ventana y deja que se vaya. Tiene que llegar a otro lugar, ya tomó suficiente energía de ti. Es tiempo de reconstrucción y de fortalecerte.

Deja que te des el lugar que realmente mereces, después de esto créeme que no volverás a encontrarte así, porque eres fuerte y esto sólo fue un tropiezo, uno de los tantos que la vida nos tiene preparados con la finalidad de convertirnos más sabios, de que tengamos las herramientas suficientes para construir algo grande.

Sólo Déjalo Ir, Ya es Tiempo..

Autor del Artículo: J. Daniel Martínez

1 comentario en “Déjalo Ir

  • Excelente.! .trato de seguir todo..por eso en este instante soy feliz. Solo tengo este momento el aqui y el ahora. Y disfruto cada instante de mi hermosa y bendita vida.. Namaste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *