Relato – El Gallo Líder

Para tener una actitud exitosa lo único que cuenta no son los resultados. La actitud positiva puede marcar una diferencia importante entre personas que llegaron hasta el mismo punto, y esa diferencia hará que la persona pueda llegar más lejos. Éste relato refleja lo descrito.

 

El Gallo Líder

 

Era el año del gallo  según el horóscopo chino y habían dos gallos de pelea en un gallinero que siempre peleaban pues ambos deseaban ser los únicos líderes del lugar y no querían compartir la corona.

Llego el día en que las gallinas y los pollos menores pidieron solucionar el problema mediante una carrera. Ambos gallos tenían que correr por todo el corral dando vueltas y el que lograra recorrer mayor distancia sería declarado el rey del gallinero.

 

Los gallos de pelea empezaron a correr por todo el gallinero con muchas ganas mientras todas las gallinas y los polluelos observaban atentamente.

Parecía que ninguno de los dos perdía velocidad ni las ganas de correr y el resto de los animales esperaban impacientes.

Cuando ya habían dado varias vueltas, ambos gallos bajaron un poco su velocidad. Luego de algunos minutos más, parecía que pronto se iba a conocer el ganador.

El gallo que iba más adelante empezó a bajar más aún su velocidad por lo cansado que estaba, de pronto se detuvo y dijo:

-“Me rindo, ya no puedo más, este carrera me ha vencido”.

 

El otro gallo seguía corriendo con menor velocidad hasta que empezó a detenerse, de la misma manera que el primer gallo. Justo pudo llegar con lo justo a la misma distancia a la que llegó el primer gallo, y al ya quedarse sin fuerzas se detuvo y dijo:

-“Ya no puedo más por ahora, la carrera me está venciendo hasta ahora, pero la próxima vez entrenaré duro y la carrera no podrá vencerme”.

 

Quizá te pueda interesar también: Relato – Los Mejores Momentos Vividos

 

Las gallinas y el resto de animales que estaban observando no supieron que hacer, ni a cuál de los gallos reconocer como su líder, ya que ambos recorrieron la misma distancia.

Los dos gallos, muy agotados, se levantaron y caminaron lentamente hacia donde estaban todos los animales espectadores.

Las gallinas se preocuparon pues pensaban que se iban a pelear por el liderato, pero para su sorpresa empezaron a dialogar.

 

El gallo que fue más optimista en sus comentarios al caer rendido le dijo al otro gallo que él podría ocupar el lugar de líder sin ningún problema.

Pero el gallo que fue más pesimista le respondió:

-“De ninguna manera, yo escuché lo que dijiste al final de la carrera. Ambos recorrimos la misma distancia pero un verdadero líder debe tener una mejor actitud y motivación ante las adversidades y creo que tú la tienes.”

 

Los demás animales estuvieron de acuerdo y declararon al gallo que llegó al final como el líder del gallinero.

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *